Hipertrén: Esquema de operación de una línea de metro que permite aumentar su capacidad con baja inversión en infraestructura

Author: Villalobos, C., Muñoz, J. (2014)

Journal:

Keywords:

En muchas grandes ciudades, la columna vertebral del sistema de transporte público está basada en una red de Metro. El Metro típicamente ofrece atributos muy valorados en los viajes urbanos como son rapidez, frecuencia, confiabilidad, seguridad y en muchos casos confort. A medida que la red de Metro aumenta su extensión, suele ocurrir que las líneas más antiguas (que recorren barrios consolidados de muy alta densidad) aumentan su uso afectando el nivel de confort y en muchos casos también los tiempos de espera, empeorando el nivel de servicio al usuario. Así, se hace necesario aumentar la capacidad de líneas que ya han sido construidas y que operan a altas frecuencias.
La capacidad máxima de una línea está dada por el producto entre la máxima frecuencia de operación y la máxima capacidad de cada tren (para un nivel de confort aceptable por los usuarios). Así, para aumentar la capacidad de estas líneas sin construir nueva infraestructura fija, lo primero que se contempla es aumentar su frecuencia (manteniendo el largo de los trenes) o aumentar el largo de los trenes (manteniendo la frecuencia). En caso de que no sea posible implementar estas alternativas (frecuencia está al máximo que permite el sistema de seguridad y el largo de los trenes está al máximo que permiten las estaciones), una siguiente alternativa es modernizar el sistema de control aumentando la frecuencia máxima de la línea. Finalmente, es posible considerar un esquema de operación tipo skip‐stop que se ha implementado exitosamente en Chile, aumentando la capacidad máxima de una línea en aproximadamente 10% sin comprar nuevos trenes ni construir nueva infraestructura.

En el presente documento, se propone una estrategia de gestión de la oferta que, modificando la operación de los trenes, permite aumentar la capacidad máxima de una línea de metro, sin necesidad de invertir en infraestructura fija (línea o estaciones). Esta estrategia se construye sobre el concepto general en que se basa la estrategia skip‐stop.